+ No voy a meterme contigo ya tienes suficiente con esa cara.

22 de diciembre de 2010

Rutina, dulce y asquerosa rutina.


Y ya no sé si merece la pena, si la rutina es buena o no, porque todo el mundo llega a un momento de su vida en el cual el día a día se hace pesado, no sé si soy yo, si quizás sea esta etapa de mi vida o que me he cansado, lo que yo necesito, es acción, domesticamé, te lo pido a gritos y tu tan dulce como siempre, no ves que me cansé de eso? Puede que no sepa lo que quiero, pero quien lo sabe con 15 años? No me entiendo, porque parejas duran años, con mi misma edad y yo no aguante, quizás sea especial, pero en ese caso no quiero ser especial ni diferente, simplemente una chica del montón. Todo cae por su propio peso y esto caerá tarde o temprano, todo tiene un final, mejor o peor, pero todo lo tiene, puede que creas que soy negativa, pero para nada, simplemente soy realista como la vida misma.

4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. La rutina es bonita en ocasiones. Claro, que cuando algo se convierte en una rutina pesada, no lo es.
    Me gusta tu blog, te voy a seguir :)
    ¡Un besito!

    ResponderEliminar