+ No voy a meterme contigo ya tienes suficiente con esa cara.

27 de noviembre de 2010

.




Bebí hasta olvidarme de mi nombre, me metieron en un taxi en el cual vomité en la parte de atrás, me fume lo infumable, baile hasta que se me rompieron los tacones, me quite el tanga y se lo puse a un viejo verde en la cabeza, me tiré al dueño del local, dormí en un descampado, me desperté entre vagabundos y ratas, mi cabeza dando vueltas y un sol cegador, llegué a mi casa 23 horas más tarde de las que salí de ella, hasta mi perro me huyó por el olor que desprendía, mi madre me chilló donde dormiste, en un vertedero? Respondí: Algo similar, mi padre puso cara de decepción, se me cayeron las llaves, mi padre me pegó un tortazo al agacharme y observar que no llevaba bragas y en fin, me metí en mi habitación y otro viernes pasó, rutina dulce y asquerosa rutina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario